Tu ciclo menstrual se cuenta desde el primer día de tu último período hasta el comienzo del próximo. Tu período se considera irregular si demora más de 38 días o si la duración varía.

Los períodos irregulares pueden tener varias causas, desde desequilibrios hormonales hasta afecciones subyacentes, y tu médico debe evaluarlos. Aquí te decimos las posibles causas y sus síntomas.

El embarazo puede hacer que pierdas el período o veas manchas en tu ropa. Otros síntomas del embarazo temprano pueden incluir:

  • malestares matutinos
  • náuseas
  • sensibilidad a los olores
  • hormigueo o sensibilidad en los senos
  • fatiga

Si pierdes un período o notas cambios en tu período y has tenido relaciones sexuales, puedes hacerte una prueba de embarazo en casa o consultar a tu médico para averiguar si estás embarazada.

Si crees que estás embarazada y experimentas un dolor agudo y punzante en la pelvis o el abdomen que dura más de unos minutos, consulta a tu médico de inmediato para descartar un embarazo ectópico o un aborto espontáneo.

Las píldoras anticonceptivas hormonales y los dispositivos intrauterinos (DIU) que contienen hormonas pueden causar sangrado irregular.

Las píldoras anticonceptivas pueden causar manchas entre períodos y provocar períodos mucho más ligeros.

Un DIU puede causar sangrado abundante.

La prolactina es una hormona responsable de la producción de leche materna. La prolactina suprime las hormonas reproductivas, lo que produce períodos muy leves o ningún período durante la lactancia.

Tus períodos deben regresar poco después de que detengas la lactancia. Sigue leyendo para obtener más información sobre los efectos de la lactancia materna en tu período.

La perimenopausia es la fase de transición antes de entrar a la menopausia. Por lo general, comienza a los 40 años, pero puede presentarse antes.

Podrías experimentar signos y síntomas que duran de 4 a 8 años, comenzando con cambios en tu ciclo menstrual. Los niveles de estrógeno fluctúan durante este tiempo, lo que puede hacer que tus ciclos menstruales sean más largos o más cortos.

Otros signos y síntomas de la perimenopausia incluyen:

  • sofocos
  • sudores nocturnos
  • cambios de humor
  • dificultad para dormir
  • resequedad vaginal

Los períodos irregulares son el signo más común del SOP. Si tienes SOP, es posible que pierdas períodos y tengas sangrado abundante cuando tengas tu período.

El SOP también puede causar:

  • infertilidad
  • exceso de vello facial y corporal
  • calvicie de patrón masculino
  • aumento de peso u obesidad

Share on Pinterest
Una tiroides con índice bajo de actividad (hipoactiva) puede causar períodos más largos y pesados.

Un estudio de 2015 encontró que el 44% de las participantes con irregularidades menstruales también padecían trastornos de la tiroides.

El hipotiroidismo, o tiroides hipoactiva, puede causar períodos más largos y abundantes, y aumentar los calambres. También puedes experimentar fatiga, sensibilidad al frío y aumento de peso.

Los niveles altos de hormonas tiroideas, que se observan en el hipertiroidismo, pueden causar períodos más cortos y ligeros. También puedes experimentar:

  • pérdida repentina de peso
  • ansiedad y nerviosismo
  • palpitaciones del corazón

La hinchazón en la base de tu cuello es otro signo común de un trastorno de la tiroides.

Los fibromas son tumores musculares que se desarrollan en la pared del útero. La mayoría de los fibromas no son cancerosos y su tamaño puede variar desde una semilla de manzana hasta el tamaño de una toronja o pomelo.

Los fibromas pueden hacer que tus períodos sean muy dolorosos y lo suficientemente abundantes como para causar anemia. También puedes experimentar:

  • dolor o presión pélvica
  • dolor lumbar
  • dolor en las piernas
  • dolor durante las relaciones sexuales

La mayoría de los fibromas no requieren tratamiento y los síntomas se pueden aliviar con analgésicos de venta libre (OTC, en inglés) y un suplemento de hierro, si desarrollas anemia.

La endometriosis afecta a 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva. Esta es una condición en la cual el tejido que normalmente recubre el útero crece fuera de este.

La endometriosis causa calambres menstruales muy dolorosos e incluso debilitantes. La endometriosis también causa sangrado abundante, períodos prolongados y sangrado entre períodos.

Otros síntomas pueden incluir:

  • dolor gastrointestinal
  • movimientos dolorosos del intestino
  • dolor durante y después de las relaciones sexuales
  • infertilidad

La cirugía exploratoria es la única forma de diagnosticar la endometriosis. Actualmente no hay cura para la afección, pero los síntomas se pueden controlar con medicamentos o terapia hormonal.

Es bien sabido que la obesidad causa irregularidades menstruales. Las investigaciones muestran que el sobrepeso afecta los niveles hormonales y de insulina, lo cual puede interferir con tu ciclo menstrual.

El aumento rápido de peso también puede causar irregularidades menstruales. El aumento de peso y los períodos irregulares son signos comunes de SOP e hipotiroidismo, y tu médico debe evaluarte.

La pérdida excesiva o rápida de peso puede hacer que tu período se detenga. No consumir suficientes calorías puede interferir con la producción de las hormonas que se requieren para la ovulación.

Se considera que tienes bajo peso si tienes un índice de masa corporal inferior a 18.5. Además de los períodos cesantes, también puedes experimentar fatiga, dolores de cabeza y pérdida de cabello.

Consulta a tu médico si:

  • tienes peso bajo
  • has perdido mucho peso sin intentarlo
  • tienes un trastorno alimenticio

Se ha demostrado que el ejercicio intenso o excesivo interfiere con las hormonas responsables de la menstruación.

Las atletas y las mujeres que participan en entrenamientos y actividades físicas intensivos, como las bailarinas de ballet, a menudo desarrollan amenorrea, un afección en la que el período se interrumpe o detiene.

Reducir tu entrenamiento y aumentar tu conteo de calorías puede ayudar a restablecer tus períodos.

Las investigaciones muestran que el estrés puede afectar tu ciclo menstrual al interferir temporalmente con la parte del cerebro que controla las hormonas que regulan tu ciclo. Tus períodos deberían volver a la normalidad después de que disminuya tu estrés. Prueba estas 16 técnicas para aliviar tu estrés.

Ciertos medicamentos pueden interferir con tu ciclo menstrual, que incluyen:

  • terapia hormonal sustitutiva
  • anticoagulantes
  • medicamentos para la tiroides
  • medicamentos para la epilepsia
  • antidepresivos
  • medicamentos de quimioterapia
  • aspirina e ibuprofeno

Habla con tu médico acerca de cambiar tu medicamento.

Estos tipos de cáncer pueden causar cambios en tu ciclo menstrual, además de sangrado entre períodos o períodos abundantes. El sangrado durante o después de las relaciones sexuales y el flujo inusual son otros signos y síntomas de estos tipos de cánceres.

Recuerda que estos síntomas suelen ser causados más comúnmente por otros problemas. Habla con tu médico si esto te preocupa.

Hay varias causas posibles de períodos irregulares, muchas de ellas requieren tratamiento médico. Haz una cita para ver a tu médico si:

  • tus períodos se detienen por más de 3 meses y no estás embarazada
  • se vuelven irregulares repentinamente
  • un período dura más de 7 días
  • necesitas más de una toallita sanitaria o tampón cada hora o dos
  • desarrollas dolor intenso durante tu período
  • tus períodos llegan en menos de 21 días o con más de 35 días de diferencia
  • experimentas manchas entre períodos
  • experimentas otros síntomas, como flujo inusual o fiebre

Tu médico te hará preguntas sobre tu historial médico y querrá saber sobre:

  • cualquier problema de estrés o problemas emocionales que experimentes
  • cualquier cambio en tu peso
  • tu historial sexual
  • cuánto ejercicio haces

Ciertos exámenes médicos también se pueden usar para ayudar a diagnosticar la causa del sangrado irregular, que incluyen:

  • un examen pélvico
  • pruebas de sangre
  • ultrasonido abdominal
  • ultrasonido pélvico y transvaginal
  • tomografía computarizada
  • resonancia magnética (RM)

El tratamiento depende de la causa de tus períodos irregulares y puede requerir tratar una afección médica subyacente. Tu médico puede recomendarte uno o más de los siguientes tratamientos:

  • anticonceptivos orales
  • DIU hormonales
  • medicamentos para la tiroides
  • metformina
  • pérdida de peso o aumento de peso
  • ejercicio
  • suplementos de vitamina D

Las técnicas de reducción del estrés también pueden ayudar y estas incluyen

  • yoga
  • meditación
  • respiración profunda
  • reducir el trabajo y otras demandas

Monitorear tu período es una buena idea, incluso cuando tu período es regular. Puedes hacerlo en un calendario o en un cuaderno, o utilizando una de las muchas aplicaciones de monitoreo de períodos disponibles.

Comienza a monitorear tu período marcando el primer día en un calendario. En unos pocos meses comenzarás a ver si tus períodos son regulares o diferentes cada mes.

Lleva un registro de lo siguiente:

  • síntomas del síndrome premenstrual (SPM), como dolores de cabeza, calambres, hinchazón, sensibilidad en los senos y estados de ánimo
  • cuándo comienza el sangrado y si fue o no antes o después de lo esperado
  • qué tan abundante fue el sangrado, incluyendo cuántas toallas sanitarias o tampones usaste
  • síntomas durante tu período, como calambres, dolor de espalda y otros, y qué tan graves fueron
  • cuánto duró tu período y si duró más o menos que el anterior

Los períodos irregulares tienen diferentes causas, algunas de ellas graves. Tu médico puede ayudarte a determinar la causa y ayudarte a que tu ciclo se regularice. Una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente y evitar el estrés también puede ayudar.

Leer el artículo en Inglés.


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here